UROLOGÍA FEMENINA

Se refiere a enfermedades que comprometen el aparato urinario femenino, si no en exclusividad, con una gran frecuencia y particularidades propias. Ellas están generadas por las características anatómicas y funcionales de la vía urinaria de la mujer.

Algunas consultas frecuentes en urología femenina son:

Incontinencia urinaria

Es una patologia muy frecuente (20-40% en mujeres mayores de 40 años) y poco consultada en muchos casos al ser considerada por la paciente como una consecuencia habitual de haber tenido partos.

Entre los diferentes tipo de incontinencia, destacan la vejiga hiperactiva la y la incontinencia de esfuerzo.

Prolapsos genitales

Son percibidos por la mujer como una sensación de “bulto” en sus genitales externos. Esta sensación de ocupación puede ocasionar molestias locales, dificultad para micción y dificultad para el correcto vaciado vesical con posibles infecciones urinarias recurrentes. Según la localización del prolapso, puede tratarse de un prolapso de vejiga (cistocele), de utero o cúpula vaginal (prolapso uterino o de cúpula vaginal en pacientes previamente histerectomizadas) o de recto (rectocele).

Infecciones de orina

La cistitis aguda tiene una elevada incidencia en la mujer. En el caso de infecciones recurrentes, se debe realizar un estudio para descartar posibles patologías causales que tengan un tratamiento específico. Actualmente se disponen de pautas de tratamiento eficaces (modificación de hábitos higiénico-dietéticos, profilaxis con antisépticos urinarios a bajas dosis, arándanos, vacunas, etc).