INFERTILIDAD

La infertilidad no es únicamente “un problema de mujeres” o algo relacionado con la edad. Hay muchas cosas que pueden conducir a la infertilidad, y esta puede afectar a personas de cualquier sexo y edad.

¿Qué puede aumentar el riesgo de infertilidad?

Hay ciertos factores de salud y estilo de vida que pueden aumentar tus posibilidades de tener problemas de fertilidad. Por ejemplo:

  • Ser mayor de 35 años (en el caso de las mujeres).
  • Tener mucho sobrepeso o ser demasiado delgado.
  • Quimioterapia o radioterapia.
  • Mucha exposición a toxinas ambientales, como plomo o pesticidas.
  • Consumo excesivo de alcohol o drogas.
  • Fumar tabaco.
  • No realizar las pruebas recomendadas para la detección de la clamidia y la gonorrea.
  • Antecedentes de enfermedad pélvica inflamatoria (EPI).
  • Lesiones en el escroto y los testículos.
  • Haber recibido mucho calor en los testículos (por usar prendas muy ajustadas o por nadar o bañarse en agua caliente con frecuencia y de manera reciente).
  • Tener un testículo retenido.